LA ASOCIACIÓN AGUA PARA LA PALMA EXIGE AL CABILDO TODOS LOS DATOS DE LAS INVERSIONES EN OBRAS HIDRÁULICAS TRAMITADAS POR VÍA DE EMERGENCIA TRAS LA ERUPCIÓN

Este colectivo quiere conocer toda la información pormenorizada sobre las gigantescas inversiones de dinero publico en obras que en su mayoría el propio Consejo Insular de Aguas ha reconocido como temporales

Ante el continuo baile de cifras que el Consejo Insular de Aguas de La Palma vierte a  los medios de comunicación en relación a inversiones en medidas  costeadas con dinero público, amparadas por decretos de emergencia a consecuencia de la crisis volcánica,  la Asociación Agua para La Palma ha registrado dos escritos en el Cabildo solicitando información de cuánto, cómo  y en qué partidas específicas se ha invertido en este sentido del dinero de los impuestos de la población palmera.

Dicha información se ha pedido que sea facilitada tanto por la Intervención como por los técnicos a los que corresponda en esta Administración pública, dado que la asociación “no quiere que quede a expensas de la voluntad o no de la parte política dar respuesta”.

Del mismo modo y ante “el silencio y la pasividad” mostrada por los partidos que, aunque en la oposición, también forman parte del Pleno del Cabildo, se ha solicitado se hagan llegar dichas solicitudes a los portavoces de los grupos políticos para que tengan conocimiento que la asociación quiere que la labor de fiscalización y vigilancia e información pública que deben hacer al respecto se haga, porque “la nota predominante ha sido la connivencia”.

La asociación entiende que por ser del interés de la propia economía de la isla, tanto por el origen del dinero público que se emplea como por la repercusión de las obras en las que se invierte, es” un legítimo derecho acceder a dicha información de forma que  respondan con concreción a lo que específicamente se le pregunta al Cabildo, sin que valga como respuesta que remitan a páginas web en las que buscar e interpretar la información, que muchas veces está dispersa y sujeta a confusión, haciendo así que  la asociación maneje a la hora de hablar datos que ellos mismos  aporten.

La asociación ha tomado esta iniciativa al tener claro que “por mucho que se estén amparando en declarar de emergencia todas  sus  actualizaciones, es de interés público su fiscalización”.

Agua para La Palma quiere tener  “datos ciertos, que hasta ahora no han facilitado, para poder exigir por qué se están priorizando gigantescas inversiones de dinero público  en obras que en su mayoría el propio Consejo Insular de Aguas ha reconocido  como temporales”.

La asociación expone que siempre ha planteado propuestas que, “de haberse siquiera estudiado por el Cabildo, son más  rentables, baratas  y duraderas, y que, tras el tiempo transcurrido, estarían dando solución permanente a los problemas que a un año de la erupción aún no tienen una buena respuesta, siendo las soluciones adoptadas un rosario de derroches”.

Agua para La Palma recuerda el “desaprovechamiento y la falta de acondicionamiento “del conocido Túnel de Trasvase, la solicitud de modificación de la normativa que obligue a la realización de cierres hidráulicos en las  galerías (“que han probado su efectividad y necesidad”),  la necesaria modernización de canales públicos, la solicitud de declaración de sobreexplotación del acuífero Coebra (para recuperar fuentes y nacientes del Parque Nacional de la Caldera entre otros beneficios determinados, resueltos y estudiados), etc.

Son soluciones que vienen proponiéndose  desde  hace años  desde el sector agrario y que asociación defiende y “el Consejo Insular de Aguas deja en el olvido, en una huida hacia adelante, favoreciendo la especulación del mercado del agua”.

El reflejo a todo cuanto manifiesta la asociación “está a la vista del campo en la costa oeste, donde en este mes de octubre muchos han resembrado sin que se cumplan las promesas de disponer de agua de calidad en cantidad suficiente para que la planta no se pierda, y sin que tampoco se disponga públicamente de las analíticas del agua con  la que se riega”.

La asociación emplaza  a los agricultores a que ellos mismos realicen las analíticas del agua con la que riegan “para que puedan ser conscientes sin que nadie les engañe de la realidad a la que se enfrentan”.

“Se trata de que la agricultura sea como siempre fue, motor digno de la economía que sustenta a muchas familias de esta isla, y no sólo como suelen decir a los que trabajan directamente en la platanera, porque saben que esta actividad agraria mueve mucho más que eso, siendo un trabajo totalmente digno”, concluye su comunicado la asociación.

PEDRO MONZÓN

Presidente de Agua para La Palma

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies